Los 10 mandamientos del maquillaje

Tendrás tus propias reglas pero estas leyes universales son inquebrantables si se trata de lucir tu belleza al máximo. ¿Las conoces?

A todas nos ha pasado: después de una noche de fiesta y baile, lo último en cruzar por nuestras mentes es desmaquillarnos. O que tal, rehusarnos a tirar esas sombras que tanto nos gustan, aun cuando tienen más de dos años (oops!). Sin duda, hemos roto más de una regla vital cuando se trata de belleza, pero seguir estos mandamientos al pie de la letra te garantizará verte ¡mejor que nunca!

 

#1 NO RECARGARÁS TU LOOK 
¿Los fails más grandes de maquillaje? ¡Cuándo combinas de más! Un buen look es aquel que se encuentra equilibrado: si vas a optar por smoky eyes, manten el resto lo más natural posible y viceversa. No cometas el pecado de llevar ojos oscuros y boca roja, sólo porque es de noche. Al contrario, luce sofisticada con el mejor manifiesto de belleza…

 

#2 NO TE MAQUILLARÁS SIN PREPARAR TU CARA 
Un error muy común en la rutina de belleza es saltarte los pasos entre lavar tu cara y aplicar una base. Si te preguntas por qué no dura tanto tu maquillaje durante el día, ésta es la respuesta. Después de limpiar tu cara con un jabón especial, huméctala (tanto en la mañana como en la noche). Posteriormente aplica tu crema para poros, si es que usas, y después el bloqueador solar. Continúa con un primer de larga duración, para mantener tu maquillaje en el lugar correcto.

 

 

#3 NO DORMIRÁS SIN DESMAQUILLARTE 
Todas hemos pecado en esto y curiosamente es de los peores hábitos que puede haber, pues el daño a la piel es bastante grave. Además de que tus poros no podrán respirar y terminarás por contaminar tu cara y acabar con uno que otro brote, el no desmaquillarte es una de las causas principales del envejecimiento prematuro. ¿Te preguntas de dónde salió esa pata de gallo en tu ojo? Es probable que tu mascara o delineador sean los responsables si no los remueves. Cinco minutos para despintarte, piel joven por siempre.

 

 

 

 

 

#4 NO DEJARÁS TUS BROCHAS SIN LAVAR
Además de tu almohada y el celular, las brochas son el mayor factor de suciedad que entra en contacto con tu cara. ¡Imagínate si no las lavas! Evita a toda costa que las bacterias de células muertas te causen un mal más que un bien y límpialas regularmente. El estándar es de dos veces a la semana si las usas diario, como en el caso de la de base, y una vez a la semana para las que uses periódicamente. Aunque puedes optar por un jabón especializado para brochas o bien puedes lavarlas con un shampoo de bebé hasta remover el producto.

 

5 NO SALDRÁS A LA CALLE SIN MÁSCARA DE PESTAÑAS
Aun en nuestros peores días, no hay mejor herramienta que ésta. Podrás rehusarte a aplicar base, corrector o blush, pero un poco de mascara y automáticamente le darás un boost de glamour a tu rostro. Las que la usan diario lo saben: el día que se te olvida ponértela, es cuando te sientes más desmaquillada. ¡No la subestimes!

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.