¡Escoge el mejor aroma para vos!

Elegir un perfume que se acople a la personalidad y proporcione una sensación  agradable mientras se use es bastante complicado para algunos, por eso no solo se debe de tomar en cuenta la personalidad de cada persona sino también las actividades del diario vivir, el clima y hasta aspectos biológicos.

El tipo de piel es un factor determinante,  aunque suene increíble para la elección de algún perfume importa si la piel es seca, grasa o mixta; ya que entre más grasa sea la piel, más potencia tendrá el aroma y a veces llega a ser un poco molesto, por eso es recomendable utilizar uno suave.

Si se toma en cuenta el perfume directamente, el aroma va a depender del porcentaje de concentración de aceites que contenga, si se desea menos intensidad, deberá ser baja la concentración de aceite.

La personalidad es el mayor rasgo a tomar en cuenta para la elegir el perfume, si se es una persona extrovertida, que se hacerte notar, no le da miedo decir lo que piensa y defiende sus opiniones del resto el perfume ideal es con una intensidad fuerte y con olores frutales.

Si se tiene una actitud denominada como conquistadora, se le facilita convencer a los demás de seguir las ideas que se tienen, además de ayudar a los demás a resolver sus problemas y tiene una capacidad innata de liderazgo, el perfume con una intensidad media con toques vainilla, rosas o lavanda es el idóneo.

Para una persona que tiene una capacidad inusual para comprender a las personas a nivel emocional, si le gusta escuchar y la sensibilidad le hace muy receptiva para nuevas ideas, un perfume adecuado con intensidad media con toques de vainilla, café o chocolate.

Si se es una persona muy activa, le encantan los días de campo, salir a correr, nunca se detiene, siempre está haciendo actividades importantes, le encanta todo lo que esté relacionado con la vida afuera, nunca se detiene y siempre está haciendo cosas importantes gracias a su gran entusiasmo, el perfume correcto es  intensidad media con cítricos, menta o hierba verde.

 

Si la mejor cualidad es ser una persona tranquila y serena, un poco introvertida, no te gusta mucho llamar la atención y se prefiere dedicar tiempo a los asuntos personales en lugar de los de los demás, un perfume de intensidad suave con notas suaves y dulces de maderas es muy bueno.

Uno de los mejores pasos a seguir es que antes de ir por un perfume, se debería usar en el baño un jabón neutro y no agregar ningún tipo de fragancia; Hay que probarlo en la muñeca, se debe tomar en cuenta que no es lo mismo cómo huele una vez que se aplicas, el olor verdadero es después de los 20 minutos, así que antes de comprarlo hay que comprobar que el aroma agrade verdaderamente.

Además, los perfumes se van a clasificar por familias olfativas, por esta razón es muy probable que una vez que se compró un perfume y gustó; se vaya a comprar los siguientes de la misma clasificación, entre las principales familias olfativas se encuentran:

Verde: a esta familia pertenecen las colonias que tienen un inconfundible aroma a hierba u hojas tiernas recién cortadas, son perfumes que evocan lo natural, lo libre y lo fresco.

Amaderada: Desprenden aromas de madera, bálsamo y tierra fresca.

Acuática: A este grupo pertenecen las colonias frescas, sutiles y con aroma a limpieza.

Cítrica: Combinan limón, pomelo y mandarina, entre otros cítricos. Suele ser una familia que da la base a las colonias que pertenecen a su vez a la familia aromática (si son de hombre) y a la familia ácida (si son para mujer).Aromática: suelen ser mezclas de salvia, romero, comino, lavanda y otras plantas. Se combinan con notas cítricas y especias. A esta familia pertenecen casi todas las colonias masculinas.

Floral: Este amplio grupo olfativo abarca multitud de composiciones de corazón floral como flor recién cortada, flores con acordes acuáticos, verdes, además de las variedades floral-afrutada y floral-dulce.

Oriental: El ámbar es la nota dominante de esta familia olfativa, a la que pertenecen las colonias cálidas y sensuales. La vainilla, las resinas y las maderas, combinadas con especias y flores exóticas son los aromas que este grupo desprende.

Frutal: Melocotones, fresas, piñas, melón, sandía y naranjas tienen cabida en esta familia, a ella pertenecen todas las frutas con pulpa. Las fragancias de este grupo olfativo son alegres y vibrantes.; por eso son propias de los perfumes juveniles.