Consejos para comenzar feliz el día

Empezar el día con energía es la mejor manera de garantizar una buena jornada, hay algunos hábitos que vale la pena incentivar para cuidar nuestra salud física y mental, al tiempo que brindan una mejor actitud para afrontar lo que traerá el día a día.

Uno de los momentos más importantes es la hora de levantarse, el inicio de cada jornada, mentalizarse para empezar el día con energía puede representar una gran diferencia en la actitud y el bienestar, se puede comparar a ´´programarse´´ para sacar lo mejor de sí mismo diariamente.

Se puede inferir que comenzar el día con energía significa darle un momento al cuerpo y a la mente para que realicen una transición adecuada entre el sueño y el despertar, permitir eso y no levantarse de manera apresurada mejorará la actitud y se dará  una disposición sobresaliente para enfrentar el día.

Sin darse cuenta, tener una mala actitud desencadena toda una serie de hechos, conscientes o inconscientes, que llevan a experimentar de forma desagradable las tareas diarias que se deben de hacer.

Lo primero que se debería de hacer cada mañana es permanecer un par de minutos en la cama, después de despertarte, durante ese breve lapso se comienza a inspirar y exhalar profundamente, cinco veces seguidas, con los ojos cerrados, de manera inmediata hace sentir más despierto, mejora la percepción y atención.

Luego el estiramiento es una magnífica opción, tomarse un minuto para poner el cuerpo en movimiento, de una forma amable, estirar los brazos, luego las piernas; después la espalda, es la mejor manera de estimular la circulación y poner en marcha los músculos.

Es conveniente tratar de alcanzar la punta de los dedos de los pies, con las manos, luego algunas rotaciones suaves de cuello, estos estiramientos serán un gran aliado para sentirse bien.

La hidratación es una buena acción de autocuidado, debido a que se tienen una buena cantidad de horas sin ingerir bebidas o alimento, No hay nada mejor que beber un vaso de agua para obtener energías, y de igual manera seguir consumiéndola al pasar las horas.

Se recomiendan poner algunas gotitas de limón en el agua para favorecer el funcionamiento del metabolismo, así mismo  es conveniente pensar en  palabras positivas como “Gracias”, ´´Ánimo´´, ´´genial´´, las cuales se incluyan en frases que tienen poder  y hacen recordar que cada día de vida es un regalo.

Una acción realmente revitalizante es tener bañarse, aunque a muchos les parezca una acción normal, se puede convertir en ser uno de los momentos más agradables de la jornada;  La ducha a baja temperatura ayuda a eliminar el tejido graso y remueve células muertas, otorgando vitalidad a su vez.

El desayuno es una gran prioridad, para que el día resulte bien, el ingerir un buen desayuno es lo ideal; estudios en todo el mundo señalan que un desayuno nutritivo es un factor determinante para mantener un peso adecuado y prevenir diferentes problemas de salud.

Lo ideal es que contenga un zumo rico en vitamina C, así como carbohidratos, frutas y proteínas. Por supuesto, se debe de tomar  el tiempo para masticar bien, y así mejorar la digestión; Además el comer mirando el celular, o la computadora no es recomendable.