¡Maquillaje ideal para fotografías!

Ya sea para un gran evento importante como una boda, graduación, baile o bien una salida más simple con amigos o familiares, el maquillaje para las mujeres siempre sale a relucir, y es de gran importancia para lucir impecable en cualquier actividad.

Muchas veces, el gran esfuerzo por un gran estilo y un maquillaje espectacular no se ve reflejado en las fotografías que se toman, el maquillaje parece otro, es menos intenso y los colores reflejados no están ni cerca se ser parecidos a los usados ese día.

Es normal que esto pueda suceder, pero hay varias recomendaciones que en definitiva ayudarán a mejorar la visión del maquillaje en las diferentes fotografías que se tomen.

Lo primero que hay que evitar es el conocido efecto cásper, donde se ve el rostro más blanco que otras áreas del cuerpo, esto se produce principalmente porque la fotografía se tomó con “flash” y se utilizaron productos de maquillaje a base de elementos naturales o bien con protección solar.

Lo recomendable para evitar esta situación es evitar bases de maquillaje con protección solar, así como los productos minerales en todos los maquillajes para fotos que se realicen con la herramienta de “flash”.

Otro problema común es el de las ojeras blancas, un efecto que queda poco favorecedor. Al igual que ocurre con el efecto cásper, el flash blanqueará la ojera si se utiliza una capa muy gruesa de polvos translúcidos o si se usa un corrector mineral.

Del mismo modo, evitar la aplicación de correctores demasiado claros para la piel en el maquillaje para fotografía, se debe elegir uno que sea, como mucho, un tono más claro que el color de la base de maquillaje.

Este se aplica en forma de triángulo invertido hacia la nariz, para conseguir un efecto más apropiado.

El uso de las bases demasiado luminosas hay que evitarlo, ya que la piel se verá muy brillante y se puede confundir en las fotografías como grasa, por lo cual lo mejor es utilizar bases poco brillantes o matificarlas un poco.

Una parte de suma importancia en el rostro y que no se puede pasar por alto son las cejas, maquillarlas es un requisito para obtener fotografías perfectas; si se tienen pequeños huecos se pueden rellenar con lápiz, gel o polvo.

En fotografía los maquillajes tienden a verse, por lo general, menos intensos de lo que son realmente. Las sombras de ojos se ven menos vibrantes, el rosto se ve más plano y en general todo el maquillaje luce menos.

Por eso es importante tener en cuenta que, si se realizará una sesión de fotos, al maquillaje se le dé más intensidad de lo normal, aunque en persona se aprecie demasiado intenso, en fotografía quedará perfecto.