Estilo de Vida: Minimalismo y sus beneficios

Este año 2020 ha dado mucho de qué hablar, ha sido un tiempo bastante retador para todas las personas y que ha puesto en juego muchas de las situaciones que ya se daban por un hecho, con todo el giro de vida que causó la pandemia, muchas personas empezaron a estar cada vez más en su hogar.

A raíz de esto, muchas personas han optado por cambiar su manera de vivir, y hacer de la casa un verdadero santuario de comodidad y bienestar, ya que pasan la mayor parte de su tiempo en esta. Por lo tanto, no es solo cambiar los hábitos alimenticios, los horarios de trabajo o para hacer ejercicio, sino hay un cambio físico ambiental notable.

El minimalismo hace varios años era considerado una disciplina en la arquitectura y la decoración, pero ahora se ha puesto en gran tendencia, ya que ayuda a crear un entorno que vaya con las necesidades de cada persona y donde se consiga satisfacción personal por lo que se posee.

En general el minimalismo busca priorizar las necesidades de las personas y que se eliminen las situaciones o materiales que no son de necesidad ni van a aportar beneficio alguno a la vida de la persona.

Dependiendo de los gustos, hay personas que se sienten abrumadas al adquirir objetos que no son de utilidad, como hay otras que necesitan salir de compras, aunque sea una vez cada mes porque es una terapia.

Para cada persona, lo esencial será algo diferente, por eso el minimalismo no puede ser igual para todas las personas, incluso para una misma persona, según su etapa vital de vida, puede variar aquello que considera esencial.

Se trata de tomar consciencia de qué es esencial para nosotros en este momento, y liberarnos de lo demás; Y esto no sólo en referencia a objetos materiales, sino también a repensar la agenda, las aplicaciones de teléfono o inclusive los diferentes problemas o situaciones complicadas que tenemos en la mente.

Adoptar este pensamiento de vida es simplemente seguir el sentido común, discerniendo lo que es importante y se necesita realmente, y prescindir de lo que no lo es; priorizando la calidad a la cantidad, y cuidando los objetos para alagar su tiempo de vida útil.

Entre los beneficios del minimalismo se pueden encontrar:

  • Ayuda a tener la casa más limpia, debido a que, con menos objetos, todo se encuentra más ordenado.
  • Beneficia la concentración, al tener el espacio despejado solo se piensa en lo necesario para terminar la tarea o actividad que se está realizando.
  • Se es más amigable con el planeta al consumir menos, por ende, hay menos gastos de recursos.
  • Se ahorra dinero.
  • Menos estrés, ya que los espacios despejados y ordenados dan más calma y menos ruido a la mente.