Importancia de la Exfoliación

El cuidado de la piel es de gran importancia, la rutina de belleza tanto nocturna como diurna es fundamental, y unos de las acciones que a veces no parecen obligatorias es el realizar una exfoliación.

Contrario a lo que se cree popularmente, el uso de limpiadores exfoliantes no debe limitarse solo para las personas con pieles grasas, sino que es de suma utilidad para quienes tienen pieles secas o escamosas.

La exfoliación tiene tanta importancia como la hidratación, a la hora que se exfolia la piel, esta ayuda a la regeneración para tener una piel más suave, tersa e inclusive proporciona una mejor penetración de otros productos activos para la piel.

Por ejemplo, después de tomar un baño, los poros se abren y si se ha realizado una exfoliación previa, se tendrá el momento ideal para aplicar algún tratamiento anticelulítico o hidratante; esto se debe a que no se tendrán células muertas y la piel absorberá mejor los tratamientos aplicados.

A la hora de realizar la exfoliación, esta se debe de hacer con movimientos suaves y circulares, donde la piel esté húmeda para no irritar la zona, el masaje en la exfoliación es importante, no se debe frotar demasiado, solo un masaje ligero.

Es ideal hacerla al final del día, con el rostro sin maquillaje y luego de la misma se puede aplicar una crema hidratante; además se recomienda aplicar la exfoliación una vez a la semana para pieles normales y cada 15 días en pieles secas o sensibles.

Luego de la exfoliación se va a poder notar una piel que recupera su brillo, flexibilidad y hasta se llegan a suavizar las cicatrices y marcas; Es por eso que a su vez se debe complementar este proceso de belleza con limpieza, hidratación y protección de la piel.

En el mercado se pueden encontrar diferentes exfoliantes, pero con materiales que hay en el hogar también se pueden fabricar exfoliantes naturales, entre estos se puede mencionar la utilización del bicarbonato y limón, ya que contiene un cítrico que ayuda a neutralizar la grasa, por lo cual brinda una piel menos brillante y más saludable.

Otro exfoliante que se puede realizar, es el de café con azúcar, este ayuda a la circulación sanguínea y evitar que se generen depósitos de grasa. Si se tiene la piel seca, uno de los mejores ingredientes para utilizar es la miel, ya que ayuda a darle suavidad y devolver el brillo natural.

Por otra parte, la exfoliación con cáscaras de naranja también es bastante útil, la piel de la naranja es rica en antioxidantes, lo que ayuda a eliminar radicales y dar como resultado una piel más fresca y radiante.