Microblading o Microshading: ¿Cuál escoger?

Todas las personas tienen personalidad, gustos y preferencias diferentes, gracias a eso en el mercado hay gran variadas de tratamientos y opciones para cumplir de la mejor manera con los gustos de cada quien, en lo que respecta propiamente a la belleza del rostro, una de las partes con mayor importancia son las cejas.

En la actualidad las cejas pobladas, definidas y perfiladas son tendencia, estas a su vez son capaces de cambiar la expresividad, intensificar, suavizar, pronunciar la mirada y las facciones del rostro; por eso surgen técnicas de belleza que permiten lograr ese efecto.

Entre los procesos más comunes para lograr esas cejas perfectas se encuentra el microblading, este es un proceso estético que ofrece la posibilidad de tener unas cejas hermosas a través de la técnica denominada pelo a pelo.

El microblading permite cambiar la forma y el color de la ceja, este está sugerido para personas que quieren aumentar el volumen de las cejas de la manera más natural posible; por ejemplo, es ideal para quienes por estrés o problemas hormonales tienen pérdida de vello en las cejas, las tienen despobladas y desean que se les reconstruya con un acabado muy natural.

Lo importante es que el diseño de la ceja se adapte al rostro de cada persona, por eso los especialistas analizan el rostro, toman medidas muy exactas y siguen el arco natural de la ceja, usando un pigmento acorde con el tono de piel presentado.

La técnica no causa dolor, sin embargo, se puede aplicar anestesia tópica 20 minutos antes de comenzar, para reducir las molestias en zonas sensibles.

Por otro lado, se tiene la técnica del microshading, este se diferencia del microblading porque se realiza un puntillismo generando una sombra para darle volumen a las cejas, lo que da como resultado un efecto sombreado y más intenso. Muchas veces este procedimiento utiliza para complementar el trabajo del microblading.

El microshading se utiliza para corregir cicatrices, manchas de nacimiento tipo angiomas, restauración de cejas que se han perdido como consecuencia de tratamientos médicos. Se trata principalmente de un tratamiento temporal, ya que los pigmentos implantados se van absorbiendo.

Para ambos tipos de técnicas, personas con diabetes, glaucoma, trastornos de sangrado, que poseen enfermedades en el sistema inmunológico no es muy recomendado aplicarlas. Se recomienda consultar con un médico antes de considerar cualquier tipo de tratamiento de maquillaje permanente.

Entre las recomendaciones luego de realizar un microblading o microshading están:

  • Mantener el área limpia y abierta al aire.
  • Lavar la zona 3 veces el primer día obligatoriamente con jabón de PH neutro.
  • Lavar con agua mineral, para garantizar la pureza que se necesita.
  • Secar con papel desechable.
  • Hidratar, se aplica una fina capa de crema de cuidado posterior después del lavado la zona para evitar que se escame, se irrite o se reseque la piel.