Cejas Perfectas

El rostro es uno de los elementos más importantes del cuerpo humano, en él vamos a encontrar las cejas, las cuales servirán para enmarcar la mirada y potenciar nuestra belleza natural, es por eso que la depilación de esta parte del rostro es tan importante.

Para poder contar con unas cejas de impacto, bien definidas y acordes a la forma del tipo de rostro que se tiene, hay gran variedad de métodos para conseguirlas; Es importante que antes de depilarse, hay que tener claro el diseño que deben tener tus cejas, dando especial atención a su forma natural.

Uno de los consejos más recomendable es no dejar más de un centímetro y medio de entrecejo, ya que un espacio muy amplio entre ceja y ceja no resulta adecuado ni favorecedor, en cuanto al grosor de la ceja va a depender de los gustos; sin embargo, lo habitual es que la ceja sea más gruesa en su inicio y que se afine progresivamente hasta el final.

Entre los métodos para unas cejas de impacto se encuentran:

Depilación con pinzas: Este método es muy común y utilizado, se realiza desde la comodidad de la casa y consiste sencillamente en retirar el vello excedente con la ayuda de unas pinzas metálicas; Es una alternativa económica, práctica y sencilla; se tiene el control absoluto a la hora de ir retirando el vello con mayor precisión. Además, al arrancarlo de raíz tardar más en volver a aparecer.

Uno de los contras al utilizar esta técnica, es que el proceso es un poco largo, se debe de tener precisión para no lastimar la piel y en algunas zonas como la línea inferior de la ceja puede ser doloroso.

Depilación con hilo: Esta técnica es de origen indio y persa, consiste en eliminar el vello con un hilo de algodón o seda, es muy precisa, ya que se van arrancando uno a uno los vellos y es menos agresiva por lo que casi no habrá irritación.

Esta técnica es recomendable que la realice un especialista, para obtener el resultado esperado.

Depilación con cera: Con este método se aplica cera fría o caliente sobre la piel para, acto seguido, retirarla de forma enérgica y arrancar así los vellos de raíz; su eficacia es bastante alta, el vello tiende a crecer más lentamente, no es un método muy costoso y perfectamente se puede realizar en casa.

-Su mayor inconveniente son las irritaciones que provoca tanto por la temperatura, en el caso de la cera caliente, como por la forma de retirarla.

Depilación eléctrica: En este método se utilizan depiladoras eléctricas, tienen cabezales que ayudan a llegar a zonas pequeñas y reducidas, de igual manera se elimina el vello desde la raíz y es muy práctico.

Antes de la depilación es recomendable lavar la cara con agua caliente, debido a que el vapor abrirá los poros y facilita de esa manera la salida de los vellos evitando que se quiebren.

Cuando se termina la depilación es normar que la zona se irrite un poco o enrojece la piel, en estos casos se puede aplicar alguna crema hidratante para mejorar la zona.