¡Ejercicios desde Casa!

Con el mundo ajetreado que se vive hoy en día, no se está acostumbrado a hacer ejercicio o no hay tiempo para ir al gimnasio, pero para mantener una buena salud es necesario realizar alguna actividad física como mínimo tres veces a la semana.

Hay una serie de ejercicios que permiten hacerlos desde la comodidad de la casa, lo único que se necesita es despejar una habitación y tener muchas ganas.

Una dieta saludable combinada con un poco de ejercicio varias veces a la semana es suficiente para prevenir enfermedades, subir las defensas y además sentirte mejor consigo mismo.

Entre los ejercicios fáciles de hacer en casa se encuentran:

Abdominales: Con este ejercicio el cuerpo se ubica en posición horizontal en el suelo, se puede colocar una alfombra o comprar una colchoneta de gimnasio para sentirse más cómodo. Es muy importante que los pies no se muevan y que la espalda esté recta mientras se levantas el tronco.

Flexiones: En el caso de no estar acostumbrado a realizar este tipo de ejercicio,  se debe de empezar poco a poco e ir aumentando progresivamente las repeticiones en las flexiones realizadas;  Se  comienza apoyando las rodillas en el suelo y cuando se gana más fuerza / resistencia en los brazos se eleva completamente el  cuerpo con los pies y las manos como único apoyo.

Sentadillas: Para realizar las sentadillas es importante aprender a colocar el cuerpo en la posición adecuada, primero se puede apoyar el cuerpo contra la pared para mantener la espalda recta y se comienza a flexionar las rodillas; En poco tiempo y de forma progresiva se consigue quemar grasa.

Yoga: Es una de las mejores alternativas para mantenerse activo, relajado, realizando estiramientos, ejercicios y poniendo además la mente con más calma, se realizan posturas diferentes estirando el cuerpo, las cuales proporcionan sensaciones para sentirse mejor.

Pesas: es un ejercicio que se hace en cualquier parte del hogar, pueden alzarse pesas/ mancuernas de 20 kilos, o bien de algunas más sencillas; lo importante es mantener una correcta postura y evitar lesiones.

Saltar cuerda: Es un ejercicio sencillo, y aunque  pueda parecer un juego de niños ayudará a trabajar todos los músculos del cuerpo, quemar calorías, desarrollar los reflejos y mantener el equilibrio.