Ejercicios Faciales

La gimnasia facial sirve para ejercitar los músculos del rostro, lo cuales son más de cincuenta, estos son muy pequeños y se mueven constantemente. A pesar de tener la misma importancia que los bíceps, abdominales o glúteos, no se ejercitan de igual forma.

Con el tiempo estos músculos van perdiendo su fuerza, y una rutina de gimnasia facial constante bien practicada puede ayudar a fortalecerlos. Al hacer esto el rostro y cuello obtienen ciertos beneficios anti edad como:

  • Corrección de la flacidez.
  • Activación de la circulación.
  • Aumento en la oxigenación de los tejidos (con ello se dan los beneficios de los cosméticos).
  • Relaja tensiones del rostro.

Hay ejercicios de gimnasia facial que ayudan a bajar las bolsas, minimizar la papada, tensar el cuello, entre otras.

La gimnasia facial se debe de realizar con calma y lentamente, tomando conciencia de cada movimiento y manteniendo cada ejercicio al menos cinco segundos, se puede hacer por la noche para manejar la tensión acumulada durante el día y se hace dos veces por semana.

Entre los ejercicios más recomendados según los expertos se encuentran:

Ojos: Se deben de subir las cejas al máximo, colocar tres dedos entre las sienes y el extremo de los ojos, presionando sin estirar, ni desplazar la piel. Se Intenta juntar los dos párpados por cinco segundos, repetirlo cinco veces.

Entrecejo: Se debe de apoya las yemas de los dedos sobre las cejas y moverlas de arriba abajo quince veces sin retirar los dedos de la zona. Se puede ir aumentando progresivamente la cantidad de veces.

Papada: Cerrar la mano y colocarlo debajo de la mandíbula inferior, presionando con el puño hacia arriba. Se debe de abrir la boca con fuerza, pero sin agresividad y sin soltar la presión del puño, mantenerlo apretado siete segundos y repetirlo por tres veces.

Cuello joven: Se debe de dibujar diez veces la letra X cada noche, después de la aplicación de la crema corporal que se use, contrayendo al máximo los músculos.

Bolsas: Se apoyan los dedos en las sienes y se cierran con fuerza los párpados durante diez segundos. Repetir cinco veces en la derecha y cinco en la izquierda. Para terminar, cerrar los ojos y procurar relajar al máximo los rasgos.