Especial Día de la Mujer

Día internacional de la mujer 2019
Pensemos con igualdad e innovemos para el cambio

La idea de un día internacional de la mujer surgió a finales del siglo XIX en las actividades de los movimientos obreros de América del Norte y Europa, en una época donde comenzaba un mundo industrializado y en expansión.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil de Nueva York, organizaron una huelga, donde se luchaba contra los salarios bajos y las inhumanas condiciones laborales; Sin embargo, no fue hasta el 8 de marzo de 1975, en que las Naciones Unidas empezaron a celebrar el Día Internacional de la Mujer.

El Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo donde las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas se unen para celebrar este día tan especial; es una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

En este día se resalta el empoderamiento femenino, sobre todo enfocado a la defensa de la igualdad de género, y donde adquieren o refuerzan las capacidades, estrategias y protagonismo, tanto en el parte individual como colectiva, para alcanzar una vida independiente donde participen activamente en términos de igualdad en el acceso a los recursos, al reconocimiento y a la toma de decisiones.

Es importante que se cuente con planteamientos innovadores que rompan la situación que aún en el mundo globalizado se vive, donde se eliminen las barreras estructurales y así garantizar que ninguna mujer y/o niña se quede atrás.

Muchas relaciones entre mujeres y hombres se traducen en interacciones de desigualdad, poder, exclusión y dominación; por medio del empoderamiento femenino se busca erradicar la violencia física, psicológica, sexual, laboral y económica que aún prevalece.

Es increíble que aún en pleno siglo XXI, se crea que la mujer carece de las mismas capacidades intelectuales que el hombre; donde se le resta importancia a lo que puede llegar a realizar.

Se debe dar paso hacia la transformación y desconstrucción de las desigualdades y el fin de prejuicios, los roles de género y los estereotipos que tanto daño generan.

Desde años atrás se conoce de mujeres que hay sido grandes revolucionarias a lo largo de la historia, entre los ejemplos más destacados se encuentra Gabrielle Chanel (mejor conocida como Coco Chanel) quien fue una gran diseñadora de alta costura francesa fundadora de la marca Chanel; Frida Kahlo quien fue una magnífica artista y contribuyó en la formación de un nuevo tipo de identidad para las mujeres; Teresa de Calcuta fue una gran misionera y fundó la congregación Misioneras de la Caridad para ayudar a los pobres; Diana de Gales quien fue princesa de Inglaterra y tenía una actitud solidaria con los más desfavorecidos y presidió numerosas fundaciones benéficas. Todas ellas fueron grandes influyentes en diferentes ámbitos como la moda, literatura, ciencia, política entre otros.

Marzo, el mes de la mujer, no es un período de celebración sino uno para conmemorar y honrar; una época para recordar las luchas que han tenido que librar las mujeres para ganar sus respectivos espacios en la sociedad, para surgir más allá del tradicional rol de hogar.

Las mujeres que han luchado por el derecho a la educación, al voto, al trabajo equitativamente remunerado, a administrar sus propios fondos y hacer valer su libertad; este es un mes para hablar de las victorias y las batallas que se han logrado, pero que aún hay otras por ganar.

Las mujeres son líderes de cualquier manera, desde el puesto de gerente que dirige en una compañía, hasta la ama de casa que cría a sus hijos y dirige su hogar.
Todos estos esfuerzos sirven para elaborar mejores sociedades, que son construidas por mujeres fuertes, y quienes siguen derribando muros y desafiando estereotipos día con día.

El 8 de marzo es una fecha para unir a activistas de todo el mundo, celebrar logros y tomar medidas que ayuden a mejorar la calidad de vida de las mujeres, que les brinden mejores oportunidades en todos los ámbitos de su vida, así como el reconocimiento por lo que realizan.

Tan distintas como maravillosas,
si las mujeres paran,
se detiene el mundo…